En qué consiste el levantamiento de una hipoteca

Para muchos de nosotros el levantamiento de una hipoteca es algo lejano o ajeno, pero quizás este no sea tu caso. Porque, aunque pueda parecerte mentira, puede llegar el día en el que debas cancelar por completo tu hipoteca, después de esos 25 o 30 años que firmaste, quizás menos.

Es posible que, en el momento en el que te sentaste frente al mediador de tu banco para solicitar el préstamo hipotecario, el plazo pareciera muy lejano. Pero al final todo se acaba.

Y entonces es el momento de preguntarte qué es el levantamiento de una hipoteca.

El levantamiento de una hipoteca es la acción que debes realizar para que tu vivienda pueda ser de tu propiedad. Consiste en cancelar el importe que el banco te otorgó de manera definitiva.

Además, durante la solicitud de dicha hipoteca, pasas a estar en el Registro de la Propiedad y hasta que no terminas de pagarla, no dejas de aparecer en el mismo. En este momento tu vivienda pasa a estar libre de cargas y a sumarse por completo a tu patrimonio.

¿Es de carácter obligatorio hacer el levantamiento de la hipoteca?

No es un proceso obligatorio, si no lo haces, el Registro de Propiedad borra de manera automática tus datos cuando transcurran 20 años, es un proceso conocido como levantamiento de hipoteca por caducidad.

Pero es recomendable que lo hagas justo por eso que comentábamos antes, porque hasta que no termines de cancelar la vivienda, esta aparecerá con cargas en el registro y para poder venderla debes aclarar dicha situación.

Solamente depende de ti el hecho de hacer este procedimiento o no porque es posible que estés atravesando por una situación difícil y tengas inconvenientes.

Aunque, como decíamos, si vas a vender durante este periodo tu vivienda, figurarán cargas pendientes y esto supone un obstáculo para poder solicitar otra hipoteca al banco.

¿Cómo hacer el levantamiento de una hipoteca?

Para completar la cancelación total de una hipoteca debes seguir 5 pasos en los que participan: la entidad bancaria, Hacienda, una notaría y el Registro de la Propiedad.

Por lo tanto, vamos a ver de manera detallada cada paso en las distintas entidades.

  1. Debes pedir en la oficina de tu banco un certificado de saldos de deuda cero, debido a que has pagado la última cuota de la hipoteca. Es un documento que afirma que has terminado de cancelar tu deuda, como un justificante oficial y es de carácter gratuito.
  2. Entregas el certificado de saldos de deuda cero en la notaría y solicitas la escritura de cancelación del préstamo. Un papel que tiene validez solamente con la firma del apoderado del banco y es gratuito.
  3. Dirígete a Hacienda para hacer el levantamiento de la hipoteca. Aquí debes cumplimentar el modelo 600 de Impuestos sobre Actos Jurídicos Documentados. Un procedimiento que no requiere coste alguno porque la cancelación del préstamo ya está hecha.
  4. Acude al notario para tomar la escritura pagando el importe.
  5. Y, una vez reunida toda la documentación requerida, tienes que dirigirte al Registro de la Propiedad. También, tienes que llevar un formulario para solicitar el levantamiento de la hipoteca y finalmente esperar algunos días, normalmente no son más de 5, hasta recibir la notificación.

Tienes que revisar que todo lo has realizado de manera correcta y que la hipoteca está perfectamente cancelada. Para hacer esa comprobación puedes solicitar la nota simple en el Registro de la Propiedad y verificar que la vivienda no tiene cargas, es decir, que está libre de deudas.

De esta forma se completa toda la operación y ya podrás vender la vivienda con total tranquilidad. Pero si te ha quedado algún problema o quieres consultar tu caso, ven a vernos.

En RK INMOSLM Pamplona disponemos de una dilatada experiencia en el mercado inmobiliario y podemos ayudarte en cualquier operación de compraventa, solo dinos ¿qué necesitas?

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba