Alquilar con garantías con contrato de alquiler

Sean cuales sean los motivos que te lleven alquilar una propiedad, es muy importante que desde el principio gestiones en alquiler de cualquier inmueble a través de un contrato de alquiler o un contrato de arrendamiento.

La firma de este contrato supone la seguridad y la garantía tanto para el arrendador como para el inquilino, de que se van a establecer por escrito los derechos y las obligaciones para ambas partes.

Es decir, que en caso de incumplimiento bien sea el arrendador o bien sea el arrendatario, la otra parte podrá reclamar en base a lo que se ha firmado y se ha pactado mediante este contrato de alquiler.

El contrato de alquiler está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y en él se establece todo lo que se puede y lo que no se puede incluir y cuál es la manera de proceder en el caso de que se quiera rescindir el contrato. Estos son los apartados fundamentales que tienen que aparecer:

 

  • La duración del contrato y la prórroga tácita: la duración se pacta entre las partes pero en inquilino tiene derecho a prórroga hasta 5 años, si es persona física y hasta 7, si es persona jurídica, asimismo se puede establecer la prórroga tácita hasta en 3 años más.
  • Determinar la mensualidad de la renta, así como la fecha y forma de pago, también hay que incluir la fianza y si se van a establecer actualizaciones del precio según el IPC.
  • Establecer quién se hará cargo de los gastos.
  • Incluir un inventario en el caso de que se alquile la vivienda con muebles.

 

En definitiva, firmar un contrato de alquiler supone garantías para el arrendador y para el arrendatario, por eso es importante acudir a una persona cualificada y especializada para que lo redacte y sea lo más preciso y entendible posible para evitar confusiones en el futuro.

 

En Inmobiliaria SLM somos expertos en el alquiler de propiedades, y te asesoraremos desde el primer momento para que puedas, alquilar tu inmueble con todas las garantías.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba