5 Consejos para alquilar un piso a estudiantes

Alquilar un piso para estudiantes es una opción interesante si dispones de una vivienda que no habitas y quieres sacarle provecho. Son ingresos recurrentes con la ventaja de que el piso estará libre de manera relativa o durante unos meses al año.

Así podrás cambiar de opinión, venderlo, mudarte tú o hacer reformas. Cada vez que el periodo estudiantil está próximo a su inicio, muchos estudiantes llegan en busca de viviendas para compartir.

Pero si no estás del todo convencido de esta modalidad, no te preocupes. Vamos a valorar algunas pautas para que alquilar un piso a estudiantes sea rentable y seguro. Acompáñanos.

Consejos para alquilar un piso a estudiantes

Estas son las 5 recomendaciones más importantes si quieres alquilar una vivienda a estudiantes.

1.    Alquilar un piso completo o una habitación

Hay entidades que recomiendan alquilar el piso completo, ya que el coste de la renta es única y cada uno de los estudiantes puede compartir el pago.

Así serán los estudiantes como unidad los que responden por el impago de cada uno de ellos, logrando que la gestión del inmueble sea más cómoda ante los problemas. Y tú recibirás el total del importe cada mes.

Porque si el piso es alquilado como una unidad entera el proceso es regido por la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Ahora bien, si decides alquilar las habitaciones del inmueble por separado en vez de un piso entero, puedes tener mayor rentabilidad y los estudiantes ahorrar dinero al pagar por una sola habitación.

No obstante, el alquiler de habitaciones aumenta la rotación de inquilinos, pero también los ingresos son más sustanciosos.

2.   Elige cuidadosamente a tus inquilinos

La parte más complicada de alquilar una vivienda es elegir a los inquilinos, no importa si son estudiantes, siempre es difícil elegir. Por esta razón, debes realizar una entrevista a todos los interesados en ocupar tu vivienda y, si puedes, con sus padres presentes.

La finalidad es dejar clara la responsabilidad al alquilar el piso o la habitación en caso de que la propiedad sufriera daños. Un criterio adecuado para la elección es ver la energía que transmiten durante la entrevista para demostrarte su autonomía, solvencia y confiabilidad.

3.   Establecer una cantidad en caso de daños en la vivienda

Es un consejo aplicable a cualquier tipo de arrendamiento, porque establecer una fianza que cubra desperfectos en el inmueble es importante. Al fijarla, la confianza del propietario aumenta y hace que la motivación para alquilar el piso sea mayor.

Cabe destacar que esta puede llegar a equivaler a un mes de renta si el inquilino está de acuerdo. Y también se puede añadir al contrato una serie de fotografías que certifiquen el estado del inmueble en el momento de la entrega de llaves. Algo que deben acordar y firmar las partes.

4.  Formaliza el alquiler con un contrato escrito

Crear un contrato aporta seguridad jurídica a la operación entre el propietario y el inquilino. Dicho documento debe recoger garantías en función del cumplimiento de los acuerdos, así como establecer en él los derechos y obligaciones del estudiante.

Añade las cláusulas de ejecución del mismo antes de proceder a la firma del contrato y cuantos detalles se hayan hablado. Pero asegúrate de que es correcto y funcional.

5.   Ofrece el piso amueblado

Un piso amueblado te permite captar la atención de inquilinos potenciales con más rapidez, sin importar que estos sean estudiantes o no.

Para los estudiantes es más valioso y útil, ya que su objetivo principal es evitar hacer compras posteriores al alquiler. Recuerda que este tipo de inquilinos necesita un piso donde realizar sus tareas y estudiar para sus exámenes sin problemas. Esto significa que unas mesas de estudio en las habitaciones se valorarían positivamente.

Si necesitas ayuda con el contrato, con la difusión o publicación de la oferta o para tomar una decisión acertada, ven a vernos. Te ayudaremos a encontrar la mejor opción para rentabilizar tu propiedad.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba