¿Tienes que teletrabajar por el COVID?

Si la opción de teletrabajar estos días te ha pillado por sorpresa debido a las restricciones del coronavirus te traemos unos consejos para que las horas de trabajo en casa sean más productivas.

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas pero tienes que ser capaz de establecer un horario de trabajo. Si bien puedes aprovechar lo que sería la pausa para el café para poner una lavadora, estar trabajando en casa no significa simultanear trabajo con labores del hogar.

Actualización de ordenador

Antes de comenzar a trabajar, asegúrate que tienes todo lo necesario alrededor, agenda, cargador tanto de ordenador como del teléfono móvil, etc.

Dedica un rato a actualizar las aplicaciones para que el flujo de trabajo no se vea interrumpido por no tener listas todas las herramientas.

Estar en casa puede invitar a quedarse en pijama. No te decimos que deberías arreglarte como si tuvieras que ir a la oficina pero sí puedes usar ropa cómoda para estar en casa. Aséate y peínate porque no sabes en que momento puede entrar una videollamada y querrás que tu aspecto sea profesional.

Buena conexión a internet

Si tu conexión a internet no tiene un gran ancho de banda (teniendo en cuenta que las redes estos días se están saturando debido a las conexiones extra) intenta negociar con tus hijos que solo utilicen internet para navegar en tu horario de trabajo. Nada de Netflix, HBO o Fornite. Puedes realizar un test de velocidad para conocer el rendimiento real de la red.

Separa a los niños del trabajo

Teletrabajar con los niños en casa puede ser difícil, sobre todo si estos son pequeños. En la medida de lo posible intenta que hagan los deberes mientras trabajas o que solo puedan interrumpirte si has dejado la puerta abierta, si está la puerta cerrada deberán esperar.

Establece horarios

Gracias al teletrabajo muchas empresas están pasando de contar las horas de un empleado frente a su puesto de trabajo para medir por objetivos. Establece un horario con tus pausas para caminar 5 minutos, comer y parar de trabajar. Agradecerás tener rutinas.

Desconecta del trabajo

Es tentador seguir trabajando más allá de tu horario habitual, al fin y al cabo estás ahorrando mucho tiempo en transporte. No caigas en el error de usar el ordenador por la noche en el sofá, tu mente estará más despejada al día siguiente.

Tenemos que estar en nuestros hogares pero busca tiempo para el ocio, para ejercitarte y para disfrutar de tu familia.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba