5 maneras de aumentar el valor de tu vivienda

Aumentar el valor de una vivienda es lo primero que se nos pasa por la cabeza si queremos vender. Y es que, cuando vamos a llevar a cabo una operación de ese tipo todos querríamos obtener la mayor rentabilidad posible.

Pero ¿es eso posible? ¿Podemos conseguir aumentar el valor de una vivienda? Sin duda es posible. Vamos a ver esas opciones que harán que un interesado quiera pagar ese incremento de precio.

No es una casa es el futuro hogar de alguien

Es importante entender que todas las viviendas tienen un componente emocional y esa magia empieza en la puerta de entrada a la misma. Por eso es importante no descuidar ningún elemento ni tampoco la limpieza.

El felpudo, la puerta, el timbre, el olor al entrar, el recibidor. Todo es importante cuando hablamos de causar una buena impresión. El deterioro de la puerta, un interruptor roto, son cosas muy económicas que pueden repararse y cambiar la perspectiva.

No permites que los interesados lleguen a un lugar descuidado, sucio o lúgubre, porque si lo que se ve está en ese estado ¡imagina lo que no se ve! Y esto debes tenerlo muy presente.

Añade ambientadores, deja solo un sencillo mueble en la entrada (si cabe) y asegúrate de que hay bastante luz y de que todo está limpio perfecto.

La cocina y el baño pueden decantar el sí quiero

Casi todos valoramos las reformas en cocina y baño como las caras de una vivienda y las más incómodas. Por eso, tener estos espacios arreglados puede suponer la diferencia entre vender más caro o más barato.

Eso no significa que tengas que invertir tú en la reforma soñada de otros, pero sí que debes ofrecer la mejor imagen posible. Y eso a veces supone reparar un par de visagras, pintar todos los muebles de blanco y comprar varios elementos a juego que sirvan de decoración. Así de fácil.

Un espacio limpio, despejado, armónico y con un bonito vinilo y dos o tres plantas podría ser más que suficiente. Busca siempre el minimalismo, la claridad, colores neutros, vegetación y mucha luz. Así es como se enamora.

En el baño lo mismo. Cambia la cortina de la ducha, limpia bien todos los azulejos o cambia la alcachofa de la ducha. Después revisa el mueble, cambia los pomos y añade alguna planta. Verás cómo pequeños gestos consiguen un gran resultado.

Y no te olvides de poner una nueva tapa en el váter.

El siguiente objetivo es el espacio general

La capacidad de almacenaje o el tamaño de las estancias son dos cosas que también justifican un incremento en el precio. Pero no puedes redondear al alza y decir que tu vivienda tiene más metros de los que constan en el registro, así que debes jugar con la percepción.

Y aquí van a ayudarte varios elementos: por un lado la luz, compra bombillas de bajo consumo y llena tu casa de luz. Por otro lado, la limpieza, de nuevo te insto a repasar cada rincón de tu casa.

En tercera instancia el orden, elimina muebles de más, decoración excesiva, objetos personales y cualquier cosa que esté por el medio ¡nada fuera de su lugar!

Y, finalmente, una decoración minimalista en tonos blancos o colores claros de techo a suelo.

Puedes eliminar algún tabique para crear una mayor sensación de amplitud y estancias más grandes. Por ejemplo, el que separa la cocina del comedor. Esto te ayudará a añadir euros al precio de salida.

No olvides los balcones o patios

Desanima un poco salir a un espacio abierto y encontrarte la bombona vacía del gas, dos macetas rotas y una bicicleta inservible. Por eso insistíamos al principio en que no hay que descuidar nada, porque todo forma parte de la misma unidad.

Así que ponte manos a la obra y limpia bien todos los exteriores. Retira trastos, busca alguna celosía bonita que añadir a la pared o plantas que colgar y compra una mesa y dos sillas.

Sabemos que hay balcones que son la mínima expresión y quizás después prefieran emplearlos para otros menesteres, como tender la ropa, pero eso no sirve cuando quieres vender por más dinero.

Es mejor escoger sillas plegables y una mesa minúscula con un bonito centro y ofrecer ese “espacio adicional” para disfrutar del aire libre en casa. Y si buscas opciones de decoración verás que hay mil cosas que puedes añadir para convertirlo en un lugar de diseño a la altura de las revistas más exclusivas.

Males mayores

Es cierto que hay reformas que sí puedes costear para conseguir esa revalorización de tu vivienda. Y una de ellas son los marcos de las ventanas.

Porque de ellos depende también que el piso sea más eficiente a nivel energético y, por lo tanto, que sea necesario un menor consumo anual. Esto se traduce en ahorro para los futuros dueños y sin duda afecta al precio del inmueble.

Hay Comunidades en las que se ofrecen subvenciones periódicas para acometer estas reformas. Pero si no es tu caso, valora el gasto que te supone con el incremento de precio que te proporcionará. Seguro que te sale rentable.

En INMOSLM Pamplona estamos encantados de poner nuestra experiencia a tu servicio. Y si quieres vender podemos ayudarte a sacar el máximo partido a tu vivienda. Ven a vernos y nos pondremos en marcha.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba