5 consejos clave para renovar piso de alquiler

Siempre hay pisos que gustan más que otros y, por suerte para sus dueños, no suelen estar mucho tiempo vacíos. Por el contrario, vemos que otros permanecen disponibles mucho más tiempo, ocasionando pérdidas y malestar entre los propietarios.

Si te ves reflejado en este último caso, es posible que tu piso de alquiler necesite una renovación para que te lo quiten de las manos. Y es que, cada mes en que tienes un piso de alquiler vacío, en un mes en el que estás perdiendo dinero.

Pero antes, debes decidir si prefieres un alquiler temporal, como pueda ser a estudiantes universitarios (de septiembre a junio, aproximadamente). O prefieres un alquiler de larga duración. Ya que esta primera decisión afectará a toda la reforma posterior y al aspecto final del inmueble.

Principales diferencias a tener en cuenta

Si el piso que quieres alquilar está cerca de una universidad o bien comunicado con ellas y dispone de varias habitaciones, quizás podrían interesarte los alquileres temporales.

Aunque, ya sabes que los estudiantes escogen viviendas completamente amuebladas y con zonas comunes equipadas. También valoran positivamente que en todas las habitaciones haya escritorios o mesas para estudiar, con lo que sería conveniente incluirlas.

Por el contrario, las personas que buscan alquileres de larga duración valoran un hogar familiar cómodo, con mobiliario para almacenaje, garaje o trastero. Y el tamaño dependerá de si son familias, parejas o personas solas.

Además, suelen buscar balcones, terrazas o patios exteriores en el inmueble. Así como un barrio con todo tipo de servicios (supermercados, centro de salud, colegios, comercios).

Estos son los 5 consejos básicos a la hora de renovar un piso para alquilar

Una vez has escogido a tu tipo de inquilino ideal ¡puedes ponerte manos a la obra! Y lo mejor es empezar por la cocina. Y es que el aspecto de la cocina y su equipamiento puede hacer que suba el importe del alquiler.

Una cocina actualizada

Modernizar la cocina es el consejo número uno. Y para abaratar la renovación, si tienes un azulejo muy antiguo o unos muebles muy oscuros, lo mejor es darle a todo una capa de blanco ¡azulejos incluidos!

Otro truco es cambiar los tiradores o pomos de los armarios por algunos más modernos. Y no te olvides de añadir objetos útiles y básicos, como cuchillos, tabla de cortar, cafetera o tostadora.

Y, según el tipo de inquilino escogido, recuerda tener también vajilla, cubertería y algo de menaje.

Revisa el baño y renueva lo básico

En los baños el paso del tiempo es bastante evidente, pero dejarlos como nuevos también es igualmente sencillo. Quizás puedes plantearte quitar el bidé y poner un mueble toallero en su lugar.

Pero si no quieres cambiar los sanitarios, puedes cambiar solo la tapa del váter o pintar el mueble del lavabo (si lo hay). Aunque también cambiar los pomos es muy socorrido y queda bien.

Puedes poner una cortina nueva en el baño o ducha y añadir una alfombra y los pomos del mismo color, así como un recipiente para los cepillos de dientes.

Busca colores suaves y haz una combinación armónica. Alguna planta artificial quedará muy bien en cualquier espacio. Y, respecto a la bañera o plato de la ducha, puedes usar algún producto para que quede blanca como recién estrenada o sustituir la silicona de las juntas si tiene mal aspecto.

Olvídate de la habitación de los trastos

No hay nada más horrible que visitar un piso y encontrar una habitación en la que se acumulan todo tipo de cosas sin sentido. Ese espacio inútil para acumular suciedad no tiene cabida.

Si es tu caso, es mejor que lo limpies a fondo, lo vacíes y busques varios armarios para montar un vestidor de película. Pon una alfombra bonita en el centro y algún tipo de banco, asiento o sillón ¡et voilè! Un piso con vestidor. Te lo quitarán de las manos.

Objetivo: un balcón de revista

¿Ese pequeño espacio al que nunca le has prestado atención? Pues ha llegado el momento de cambiar las bombonas de gas y las bicicletas viejas por una mesa auxiliar, una hamaca de exterior y un par de plantas.

Todo el mundo, por pequeño que sea, desea tener un balconcito en casa en el que salir a disfrutar de un buen libro, una copa de vino o un desayuno al sol. Por suerte para ti podrás encontrar mobiliario de dimensiones muy ajustadas para poder darle un aire nuevo a rinconcito.

Dedica tiempo a los detalles

El quinto y último consejo depende un poco del estado general de la vivienda. Porque quizás sea interesante renovar las habitaciones para recibir a nuevos inquilinos. Puede ser necesaria también una mano de pintura o a lo mejor toca revisar la iluminación del piso.

También podrías comprobar la grifería o los aislamientos, sobre todo si tu anterior inquilino estuvo durante un largo periodo. Echa también un vistazo a los muebles y a los electrodomésticos (si los tiene).

Verás que son consejos muy prácticos y que pueden revalorizar tu vivienda o marcar la diferencia entre tenerla varios meses vacía o alquilarla en cuanto salga al mercado.

Pero si necesitas más ayuda, en INMOSLM Pamplona estaremos encantados de atenderte y buscar inquilino para tu piso de alquiler, con la seguridad y la confianza que aporta la experiencia. Ven a vernos.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest
Ir arriba