Comparar listados

Licencias de obra: qué son y por qué hay que solicitarlas

Licencias de obra: qué son y por qué hay que solicitarlas

En cualquier momento podemos plantearnos la idea de hacer obras o reformas en nuestro inmueble, es algo muy normal y que surge tanto para mejorar las condiciones de los que viven en casa como para plantearnos una venta y conseguir una mayor rentabilidad a través de las reformas. Sea cual sea el caso, hay que tener en cuenta que para realizar una obra en nuestra vivienda tenemos que solicitar una licencia de obra.

 

En Inmobiliaria SLM te explicamos qué son las licencias de obras y por qué hay que solicitarlas.

 

Qué es una licencia de obra

Una licencia de obra, por lo tanto, es un permiso por parte de la administración local, que hay que solicitar obligatoriamente para poder realizar cualquier acto de edificación. Esta solicitud debe ser previa a la ejecución de las obras y se solicita en el Ayuntamiento, normalmente en la Delegación de Urbanismo del municipio donde se encuentre el inmueble.

 

La solicitud se hace a través de un impreso, normalmente gratuito, que varía en función del tipo de obra. Por lo general también se puede solicitar a través de la página web del propio Ayuntamiento y en este impreso habrá que especificar qué tipo de obras se quieren realizar. Una vez rellenado el documento se entrega en el registro de entrada del Ayuntamiento acompañado de la documentación determinada.

Si se trata de una licencia de obra menor habrá que incluir: la copia del DNI, la solicitud de la licencia y la copia del presupuesto. Si se trata de una obra mayor habrá que presentar además de esta documentación, el proyecto técnico que tiene que ir firmado por un arquitecto y visado por el Colegio de Arquitectos y Aparejadores y alguna documentación adicional dependiendo del Ayuntamiento.

En ambos casos, cuando se hace la solicitud hay que liquidar las tasas, cuyo coste depende del importe del presupuesto y los porcentajes que se aplican en cada administración. Hay que tener en cuenta que el pago de las tasas es independiente de si van a conceder o no la licencia.

En cualquier caso y para tener la seguridad de que entregamos toda la documentación correcta, lo mejor que podemos hacer es informarnos previamente en el Ayuntamiento, para que nos digan todos los documentos específicos que hagan falta.

 

También hay que tener en cuenta los plazos, ya que aunque haya que solicitar las licencias de obra antes, la licencia de obra menor se puede obtener en un plazo aproximado de una semana, mientras que la licencia de obra mayor tarda entre 1 y 3 meses.

 

 

Tipos de licencias

Existen básicamente dos tipos de licencias de obra dependiendo del tipo de trabajos que se realizan: licencia de obra mayor y licencia de obra menor.

Los trabajos que se consideran licencia de obra mayor son los que modifican la estructura del inmueble entre los que se incluyen:

  • Las obras de nueva planta.
  • Las obras que suponen ampliación en altura y/o volumen
  • Las obras que suponen un cambio de uso del inmueble.
  • Las modificaciones de los elementos comunes del edificio (terraza o fachada).
  • Las obras relacionadas con la protección contra incendios.
  • Las obras de rehabilitación.

Por su parte, los trabajos que se consideran obra menor son aquellos trabajos sencillos que no modifican la estructura del inmueble como por ejemplo:

  • Cambios en puertas o ventanas.
  • Trabajos de fontanería.

La diferencia principal entre estos tipos de licencias es que la licencia de obra mayor conlleva más trámites y suelen ser obras con un presupuesto más caro y donde hay que presentar obligatoriamente un proyecto de obra, mientras que la licencia de obra menor son trabajos técnicos más sencillos y con un presupuesto menor.

Por qué hay que solicitar licencias de obra

Las licencias de obras son obligatorias para realizar cualquier obra en un inmueble y esto garantiza que los trabajos que se van a hacer cumplen con las normativas de seguridad pertinente.

El hecho de no contar con licencias de obras puede acarrear el pago de multas que van desde faltas leves a partir de los 300€ hasta faltas muy graves que llegan a los 6.000€.

Por lo tanto, no merece la pena arriesgarse a realizar obras en un inmueble sin consultar al Ayuntamiento y sin pagar las licencias.

Artículos Relacionados

Alquilar con garantías con contrato de alquiler

Sean cuales sean los motivos que te lleven alquilar una propiedad, es muy importante que desde el...

sigue leyendo

Bonito chalet independiente en Zizur Mayor

¿Quieres disfrutar de un lugar tranquilo, lleno de tradición, ambiente apacible pero con fácil...

sigue leyendo

¿Qué documentación necesito para comprar una vivienda?

Si estamos pensando en comprar una vivienda, no solo tenemos que ocuparnos de buscar los inmuebles...

sigue leyendo

Únete a la discusión

× ¿Cómo puedo ayudarte?